fbpx
familia los morente

Los Morente: el flamenco en Granada

La familia Morente significa flamenco, significa Granada y significa progreso. Los Morente no tienen miedo al cambio, es más, lo buscan e introducen en su arte, porque el flamenco está más vivo que nunca. Así se lo inculcó su padre, Enrique Morente, y así es como ellos lo conciben, un arte libre y abierto, que influye pero que se deja influir.

El festival Milnoff, que se celebrará en Granada del 13 al 17 de septiembre, homenajeará al cantaor el lunes 14 de septiembre. Contará con la presencia de dos miembros de la familia: Soleá y Kiki Morente. El resto de homenajeados serán Luis Habichuela, Mario Maya, Juan Habichuela y Camarón.

Enrique Morente

Enrique es admirado por su cante y por su deseo insaciable de evolucionar, con la mirada siempre hacia delante, hacia la renovación y la vanguardia. Él, que tenía alma de rockero, nunca dudó en experimentar y en tirarse de cabeza a piscinas vacías; como dijo Camarón, el flamenco, el puro, lo llevo dentro y eso siempre me acompañará, por eso puedo dedicarme a innovar y fusionarme con otros artistas, eso nunca me quitará pureza.

Gracias a este pensamiento, que comparte gran parte del mundo flamenco, Enrique Morente grabó ‘Omega’, uno de los mejores discos de flamenco en el que, además, la guitarra eléctrica y la batería tienen un papel fundamental. Un cantaor revolucionario que soñaba con ser rockero y que, a pesar de ser un genio aclamado por todas las generaciones del flamenco, era una persona muy humilde, llena de grandeza; poeta e investigador de este arte.

Los hijos de Morente no han podido contar con un referente mejor, tanto en la versión de padre como en la de artista. Estrella Morente, Soleá Morente y Kiki Morente, tres personalidades artísticas diferentes que brillan con luz propia y que han desarrollado su propio estilo, balanceándose entre el cante más clásico y la vanguardia.

Estrella Morente

Así es como Estrella vino al mundo, con el duende dentro. Hija de Morente y de la bailaora Aurora Carbonell, Estrella se ha convertido en el paradigma flamenco del momento. Es una artista única, resultado de mucho esfuerzo y de una motivación constante hacia su trabajo, destinada a triunfar desde muy pequeña.

Soleá Morente

Soleá se ha inclinado más por la fusión, habiendo colaborado con músicos como Antonio Arias, Los Evangelistas, Napoleón Solo o La Bien Querida. Su principal influencia es su padre: “Él es el referente de lo que es no tener miedo y llevar el flamenco a otros lugares. Para mí, eso es algo que llevo en la sangre”, ha declarado. Actualmente se encuentra inmersa en un nuevo proyecto, ‘Prado Negro’, junto a músicos como José Bonaparte o Jaime Beltrán.

Soleá actuará en los trasnoches flamencos de Milnoff el lunes, día 14 de septiembre, a las 22:00h, con el espectáculo “Dos corazones a un tiempo” y de fondo, el Palacio de los Córdova; majestuoso.

Kiki Morente

Por otro lado, el más joven de la familia, Kiki, está transformándose en el nuevo milagro flamenco de la familia Morente. “El Morentismo es la afición al cante”, con esta afirmación Kiki demuestra que los Morente son un concepto identitario en sí mismo, su familia es arte y tras ella hay una legión de admiradores, y no es para menos. Granada le ha ofrecido sus tangos, su zambra y eso es algo que él lleva dentro, aunque esté interpretando un estilo diferente.

Kiki defiende que el flamenco es una búsqueda constante, pero teniendo presente que la transgresión se produce una vez que se conocen las raíces y, por lo tanto, siempre ha tratado de escuchar a los antiguos, a los maestros, a las grandes figuras del cante flamenco y a sus propios compañeros de oficio: Arcángel, Miguel Poveda o Rancapino Chico son algunos de sus referentes. ¿Qué puede decir alguien que ha tenido como canción de cuna ‘Omega’?

Kiki Morente, junto a su hermana Soleá, participará en los trasnoches flamencos del festival Milnoff el lunes, 14 de septiembre, en el Palacio de los Córdova.