Milnoff demuestra su poderío con el espectáculo de producción propia ‘Cuatro Remates’

El Festival Flamenco Milnoff demostró su fuerza y envergadura a los asistentes del sábado. El espectáculo de producción propia y nunca antes visto ‘Cuatro Remates’ fue un auténtico triunfo con Karime Amaya, Belén López, Gema Moneo y Paloma Fantova sobre las tablas del Auditorio Manuel de Falla.

Las cuatro bailaoras saliendo con rabia al escenario sin dejar ningún pespunte suelto. Bordaron una actuación de las que dejan huella. Un espectáculo de puro flamenco que solo se pausaba con los silencios y se interrumpía con los aplausos del público.

En el segundo acto demostraron su grandeza de manera individual. Gema Moneo fue la primera en salir. Firme y elegante, con un vestido negro con detalles plateados, se movió por soleás por bulerías para acabar por bulerías.

Karime Amaya salió por alegrías de Cádiz, con un baile muy recogido y lleno de sentimiento que finalizó también en bulerías.

Paloma Fantova estaba predestinada a acabar por tangos. La pañoleta y el delantal de su traje canastero delataban las intenciones de la bailaora, que también sorprendió al público con unos tarantos.

Por último, Belén López sembró el silencio en el auditorio. Su melena, ojos y traje azabache se fusionaron en uno. La artista, de la que se pudo disfrutar en la primera edición de Milnoff, terminó de levantar las tablas con sus bailes por bulerías y fuerza de movimientos.

El final del espectáculo fue toda una fiesta. Los artistas invitaron a subir al escenario al director del festival, Pepe Luis Carmona ‘Habichuela’. La juerga inundó a todos los presentes, con las cuatro bailaoras demostrando su poderío y el público en pie. Un imperio en el baile que solo se cortó con la ternura del hijo de Belén López y su movimiento a su corta edad.

Karime Amaya, Belén López, Gema Moneo y Paloma Fantova estuvieron acompañadas en el espectáculo ‘Cuatro Remates’ de artistas de la talla de Juan Ángel Tirado, Antonio Heredia, Manuel Fernández, Antonio Fernández, Melchor Borja, Tati Amaya y Rafael Jiménez ‘El Chispas’

Las Plazoletas más alternativas

La Plazoletas del sábado fueron las más alternativas de todo el Festival Flamenco Milnoff. Julián Heredia abrió la jornada en el Paseo de Los Tristes con el bajo en la mano y acompañado de su grupo ‘Ninjazz Trío’, compuesto por Robert Chacón a los teclados y Sergio Fargas a la batería. El polifacético granadino interpretó temas de la banda como ‘Casa Pericante, ‘Siete por ocho’ o ‘Mi barrio’, jugando con las melodías sin olvidar su raíz flamenca.

Después llegó el turno para José Cortés ‘El Pirata’, que salió muy arropado a la Plaza de Las Pasiegas. Alba Cortés y Macarena Rodríguez a la voz, Carlos Civantos al teclado, Chema Stad a la batería y Felipe Aguilera al bajo acompañaron a Cortés. Sonaron canciones de C. Tangana como ‘Me maten’ o ‘Volver’ de Carlos Gardel. Todos ellos con ritmos de blues, reggae y bossa nova.

Aroa Fernández cerro la jornada de Plazoletas con el gran ambiente al que ya acostumbra el público de Milnoff en la Plaza Bib-Rambla. Fue la más versátil, con un recital de fusión de géneros. Música experimental, vikinga o su propia interpretación de ‘Al Alba’, ‘Mediterráneo’ o ‘Pequeño vals vienés’ fueron sus mejores sonidos. Ricardo Vázquez a la guitarra, Susana Sánchez y Paco Fernández a las palmas, Narai de Molina y Estrella de Manuela a los coros, Jesús Valero al bajo, Alex Hito a la batería y Roberto Nieto al saxo fueron sus escoltas.